Todo lo que necesitas saber para viajar a Tailandia, Semana 2

Todo lo que necesitas saber para viajar a Tailandia en una guía por fascículos contada por Conscious training, Una buena forma de poder organizar tu viaje, sintiendo que puedes tenerlo todo desde la palma de mano.

Semana 2

Ya está acabando la primera semana aqui en las islas, y segunda semana en Tailandia. Para llegar aqui cogimos un vuelo desde Chiang Rai hacia Phuket, que seria la primera isla visitada. Quería destacar la curiosidad de que solamente la separa de la península un puente con una carretera.

En Chiang Rai no hay mucho, o nosotros no vimos mucho: los 3 templos típicos (el blanco, el azul y el negro), un mercado nocturno y el aeropuerto. Hicimos genial en quedarnos una sola noche. Partíamos hacia el sur por la mañana. El aeropuerto es pequeño y fácil de recorrer. La única putada, el máximo de equipaje que suelen fijar aquí en Tailandia (almenos las compañías que hemos usado nosotros) de 7kg máximo. Nos vimos poniéndonos 3 camisetas y 3 pantalones antes del check,-in para aligerar peso en la mochila. Pero bien, todo correcto.

En un par de horitas nos plantamos en el sur. Reservamos una noche en Phuket porque nos dijeron que era mega turístico, y nosotros vamos huyendo del montón de gente. Miramos un sitio cerca del aeropuerto y acertamos. A 20 minutos andando del aeropuerto (nunca habia ido andando desde el aeropuerto hacia ningún sitio) y una vez alli, a 10 minutos de la playa. Una genial elección. Me encantó mi primer encuentro con las playas de aqui. Por primera vez en mi vida veía una playa pegada a un bosque.

Me sentía genial, tanto que me recordó que estaba en Tailandia, de vacaciones, en busca de relax y experiencias nuevas. No me lo podía creer. Me puse a entrenar y a meditar un rato. Estaba en mi salsa. Y además, lo típico, empecé a ponerme moreno! Si, será mi primer invierno con bronceado.

 

Nos duró poco el descanso, al día siguiente de buena mañana cogimos el bus que lleva hacia el puerto de Phuket. Sale cada 1 hora y cuesta como 3 euros el viaje (100 bahts). Alli volvíamos a coger transporte, esta vez hacia las islas Koh Phi Phi (450 bahts, 2 horas de viaje). Famoso lugar, conocido entre las islas tailandesas por su ambiente fiestero. Íbamos prácticamente de pasada. Es una isla enana y petada de gente y turismo enfocado a la jarana. Está guay verlo, pero 1 día o 2. O vas de fiesta, o te vas a agobiar. Y además te vas a dejar una pasta, suben mucho los precios en las islas, y más si son turísticas. Importante reservar alojamiento lejos del bullicio del centro (repito, si no quieres fiesta) para evitar el ruido de la música hasta las tantas de la mañana. Las playas de alli, sin más.

Cuando ya no daba un duro por la isla, decidimos contratar un barquito privado a primera hora de la mañana (1500 bahts, si sois mucha gente, hasta 8, sale a repartir) para ver las cosas típicas de las islas gemelas. Sin palabras. Recuperé la ilusión por esta isla, que acabó pareciéndome maravillosa. Primero vimos el amanecer encima del barco (6.45 am). Luego nos dimos un baño enmedio de la nada, entre peñones, con agua cristalina. Buceamos en una zona espectacular. No soy de bucear, pero me hubiese arrepentido si no lo hubiese hecho. Totalmente recomendable. La cantidad de peces diferentes, formas y colores nunca vistos. Corales, un bebe tiburón y un pez volador. Inolvidable. Luego pasamos por Maya Bay, cerrada gracias al exceso de turismo, donde buceamos y desayunamos encima del barco. Y por último pasamos por la Monkey Beach. Primera vez que veía monos, y además en un plano salvaje. Fue muy guay, y ya que estábamos, aprovechamos a recoger un poco de basura, que parece que a nadie le importa la suciedad.

Nos dejaron en el muelle, desayunamos algo en el 7eleven (menos mal que existe, estos lugares 24h siempre te salvan de alguna situación) y cogimos de nuevo un barco hacia arriba, hacia la península de Krabi (400 bahts con barco y furgoneta hasta la puerta del hotel). Volvimos a buscar un lugar más tranquilo que lo típico turístico a más no poder, y lo encontramos: Ao Nang. Encontramos un hotel genial en la playa de Hat Noppharat Thara. Los precios están un poco más elevados por aqui en general. El turista medio suele tener más poder adquisitivo, y se notaba con la adaptación del lugar a ese turismo más familiar: resorts, mercados nocturnos y zonas habilitadas rollo “chill out” entre otras cosas. Aun asi, se pueden encontrar chollos.

Disfrutamos tanto que nos quedamos 3 noches a pesar del precio. Mi amiga se intoxicó uno de estos días por comer o beber algo en el mercado. Cosas que pasan, yo de momento sigo fuerte al pie del cañón. Tuve la oportunidad de hacer planes solo completamente, y a pesar de que me sabía fatal lo de mi compi, pude disfrutar de momentos de soledad que creo que necesitaba. Estoy comprobando que me encantaría hacer un viaje por mi cuenta, a mi rollo. Es verdad que hay muchas ventajas viajando en compañía, pero alguna vez en la vida lo haré, seguro, y no creo que tarde.

Aqui compré algunos souvenirs para llevar a casa. Necesito una mochila más grande o ir dejando cosas. Aprovecho para dar dos consejos relacionados:

  • A la hora de comprar algo, mirar que tenga el precio escrito si no queréis regatear. Si os gusta el regateo, una fórmula muy buena que he descubierto es dar un par de vueltas, informarme del precio medio, y definir qué cantidad estoy dispuesto a pagar. Una vez hecho, sacar todos los billetes de la cartera exceptuando la cantidad fijada, asi cuando abras la cartera, por mucho que regateen, les puedes decir que solamente llevas eso.
  • No traigas mucha ropa de cambio. Yo estoy reutilizando muchísimas cosas porque al llegar las lavo y las seco enseguida. Ojo, en el norte cuesta más de secar por la humedad. Intentar lavar por la mañana, o dejar dentro de la habitación con el ventilador o el aire puesto. Pero siempre va bien tener más espacio por si compráis algo.

A parte de disfrutar de la playa, el mercado nocturno y el paseo turístico principal, decidimos hacer una excursión al Templo del tigre. 350 bahts más tarde, estaba yo alli, solo porque mi compi estuvo mala ese dia, y subiendo 1260 escalones hasta llegar al templo. Buen entreno me marqué. La gente dice que suele subirlo en 1 hora u hora y pico, y en 20 minutos estaba arriba. Eso si, sudando y jadeando como si no estuviese bien. Las vistas muy chulas, pero el templo sin más. Vi el atardecer desde arriba y me bajé. Otra cosa impresionante fue volver a ver monos, de más cerca e interactuando con personas y perros.

Llegó la hora de montar la mochila y volver a movernos. A veces cansa un poco tanto trajín, asi que hemos decidido quedarnos en la isla a la que vayamos unos días más, rollo relax y descanso bien merecido. La isla escogida es Koh Panghan. Una de las tres famosas islas del alto golfo de Tailandia junto a Koh Samui (también turística y de fiesta segun he leído) y Koh Tao (famosa por sus cursos de buceo y submarinismo). Creo que ha sido clave escoger esta. La tranquilidad y vistas que tenemos en nuestro resort (aunque se llame resort nos está saliendo más barato que muchos lugares de Tailandia, es una isla barata) no tienen desperdicio.

Para llegar hasta aquí hemos contratado de nuevo con la compañía 12go un viaje de bus más barco por unos 735 bahts desde Krabi. No está mal, nos han recogido en el hotel y nos han llevado donde estaba el bus esperando, y con el mismo, hemos cruzado toda la península hasta el puerto. De ahi a nuestra isla, el viaje ha sido turbulento. En total, unas 6 horas de transporte, aproximadamente. Al llegar, hemos tenido que coger un taxi hasta el hotel, que hemos reservado en la zona más alejada de Thong Sala (cerca de todo pero lejos del bullicio) y aqui estamos, con unas vistas espectaculares y una playita privada. Por fin he cumplido mi sueño de tomarme un agua de coco viendo el atardecer tumbado en una hamaca! Soy feliz.

Aqui montamos el campamento base en el bungalow reservado, y veremos que hacemos por la isla, o en caso de que nos apeteciese, movernos a alguna de las islas de alrededor. Tenemos aun 5 días hasta que tengamos que empezar a subir para Bangkok y cerrar una etapa de esta aventura.

 

Sí quieres estar al corriente de todo lo que lo maravilloso del sur de la isla que le esta esperando, corre a ver su perfil de Instagram