fbpx

Todo lo que necesitas saber para viajar a Tailandia, Semana 3

Todo lo que necesitas saber para viajar a Tailandia en una guía por fascículos contada por Conscious training, Una buena forma de poder organizar tu viaje, sintiendo que puedes tenerlo todo desde la palma de mano.

 

Semana 3

Vengo de la semana más relajante de todo el viaje. Koh Panghan se lleva la palma de entre todas las islas que hemos visitado sin duda. Nos alojamos en un resort en un sitio perfecto, a mitad camino entre el puerto (Thong sala) y la playa y zona de fiesta (Haad Rin). No nos dedicamos a recorrer mucho la isla, decidimos esta vez tomárnoslo con calma y disfrutar de las zonas y playas cercanas.

Fuimos a Haad Rin, y la playa está muy chula, además si quieres salir de fiesta, parece que es una zona perfecta. También se ofrecen otro tipo de actividades marinas rollo windsurf, ski acuático, etc.

El precio en esta isla es bajo, el más bajo de todas en las que hemos estado. Hay gente que recomienda alquilar una moto, que por 200 o 250 bahts (6-8 euros) sueles poder tenerla todo el día. Nosotros no solemos ir en moto (yo nunca) por lo que hemos preferido ir andando, asi haciamos algo de actividad física también, que todo el día tirados en la playa y comiendo pueden llegar a pasar factura.

Resultó que al lado de nuestro resort encontramos una de las mejores playas que hemos visto en Tailandia. Más típica, con super poca gente y pegada a unas casitas de pescadores. Genial sin duda, os la recomiendo 100%. Estuvimos un día entero tomando batidos y comiendo en un complejo de la zona: Panghan Rainbow bungalows. Buenísima comida y gente de mucha calidad humana al cargo.

De esta isla tengo poco más que contar, me recomendaron ir a las playas del oeste, porque se ve el atardecer genial (aunque desde la nuestra también se veía) y a alguna del norte, porque también hay unas cascadas y algo asi, pero decidimos frenar y quedarnos únicamente por el sur.

Al terminar los 5 días que nos quedaban alli, tocaba subir otra vez para arriba, hacia Bangkok, ya que en 3 días salía nuestro vuelo para salir de Tailandia. Podríamos  haber estado más, ya que a los españoles nos dan un visado gratuïto de 28 días aqui en Tailandia, pero otro destino nos está esperando después de este. Aprovecho para daros un consejo: llevad pantalón largo y alguna chaqueta o jerséi a mano para subir a los buses y barcos, la mayoría tienen el aire a -20°C (es un decir, pero hace mucho frío).

Teníamos pensado parar a mitad camino terrestre (se puede ir por avión, pero a veces vale la pena coger un bus e ir viendo el paisaje colindante) en unas reservas naturales que hay por la zona, pero se nos iba el presupuesto y quedaba muy ajustado en el tiempo. Os recomiendo  buscar un hueco en vuestro plan para ir ahi. Uno es el parque nacional Khao Sam Roi Yot con muchas actividades que hacer: cuevas, miradores, animales salvajes y lagunas, y el otro es el parque natural de Kui Buri donde poder ver elefantes en su hábitat natural, sin interaccionar con ellos, pero a la vez sin interferir en su vida como pasa en muchos otros sitios de Tailandia.

También vimos que tenía buena pinta Hua Hin, situado nada más pasar el primer parque mencionado en el párrafo anterior. Mucha gente se bajó alli y tenía una pinta tremenda, tanto que nos pensamos si seguir hacia Bangkok, pero ya teníamos el billete completo y sería un desperdicio de dinero (nos costó 1200 bahts el viaje de 12 horas y pico con ferry + bus).

Llegamos a Bangkok de nuevo. Decidimos venir unos días antes del vuelo (3 noches de hotel) porque nos habia quedado la espinita clavada, de ver algunas cosas y vivir un poco más en este epicentro turístico de la Tailandia en estado puro. La verdad es que fue una decisión genial porqué encima coincidió que empezaba el año nuevo chino, y aqui hay un barrio enorme de Chinatown donde hicieron espectáculos, habia comida callejera, música, petardos y mucha, mucha gente.

También fui a ver el Mercado de amuletos, un sitio super interesante donde comprar amuletos para la buena suerte, o esculturas y artesanías totalmente geniales. Eso si, vine a primera hora de la mañana (9am) por casualidad, y para no encontrarme con todo el cúmulo de turistas. Y me salió genial la jugada, pude ver a los thai profesionales en acción, mirando con sus lupas a ver si los amuletos eran reales, e intenté aprender e imitar lo que hacían. Seguro que me tangaron en algo, pero creo que encontré un patrón significativo para poder diferenciar falsificaciones de lo real: mirar que no sea un puestecito de la entrada, más bien que haya especialistas mirando con lupa en el mismo, y fijarme en que los amuletos no sean copias exactas, detalle que denota industrialización.

Luego vi un templo al otro lado del río, el cual crucé ida y vuelta por 8 bahts (2 céntimos) y recorrí Bangkok a mis anchas. Con cosas aprendidas sobre las estafas turísticas típicas, más suelto conociendo el lugar y como funciona la gente de aqui, podría  decir que he disfrutado la ciudad de verdad, con otra perspectiva distinta. Me ha gustado mucho la verdad.

Hoy ya es el último dia de verdad de la buena. Ayer nos dedicamos por la tarde a cenar, descansar y hacernos el último thai massage, y hoy también va de organizar, preparar la mochila y descansar. El próximo destino que nos está esperando es Myanmar. Estaré 10 días más por alli y ya voy de vuelta para casa.

Espero que os haya gustado la guía-diario y que os sirva. Si tenéis dudas más específicas podéis preguntarme sin ningun apuro por mi Instagram, os contestaré encantado. Kop khun khrap (gracias) y nos vemos por la vida! 😊

Sí quieres estar al corriente de todo lo que lo maravilloso del sur de la isla que le esta esperando, corre a ver su perfil de Instagram