Zetazen, la música para escuchar a solas que hace sold-out x Vibra Mahou.

Tras cuatro años desde su último proyecto en forma, Zetazen regresó a finales del año pasado con su último disco “Elegant Pain”. En la presentación de los conciertos de la nueva edición de Cómplices de Vibra Mahou nos encontramos con él para hablar de eso y mucho más.

Le preguntamos a Rubén, la persona detrás del personaje Zetazen, si se siente vulnerable al exponerse tanto en sus canciones. Él nos responde que en realidad sí, sus letras son muy íntimas y casi nunca se las suele enseñar a nadie. Como ritual personal necesita su espacio vital para escribir a solas, normalmente en el bloc de notas de su móvil. Las pocas veces que le pide opinión a alguien sobre ellas, es a algún amigo cercano y que al tratar temas tan personales ni siquiera le pregunta por su significado sino que se limita a juzgar si está bien o no y que eso es de agradecer.

Aunque sea música para escuchar a solas, como canta en una de sus canciones de Elegant Pain, 3:43, en sus conciertos acoge cada vez a más personas. En Madrid ya cuelga el cartel de sold out a más de un mes de distancia del show, que será el próximo 24 de noviembre.

En sus conciertos siempre le llama la atención como sobre el escenario puede ver en las caras de los asistentes, aunque creamos que no nos ve, la complicidad que existe entre ellos y que a pesar de que muchos no se conocen entre sí existe esa magia.

Muchos de sus seguidores se emocionan durante el show pero que eso al final se acaba traduciendo en una paz interior cuando salen. Los fans hacen la música muy suya.

Llórame es la canción que más le gusta cantar en directo desde que le dieron la vuelta con la versión acústica, muy parecido a lo que hizo Juancho Marqués con “Química”. Zetazen admite que la guitarra de J Heras le da un toque muy especial al tema. Llevan trabajando juntos un año aproximadamente, y aunque el guitarrista sea más de estilo pop y el grupo sea más rap se complementan a la perfección. La banda también está compuesta por Diego, Dj Garlim, que lleva siendo el dj desde 2011.

Algunos lo sienten tan adentro que se tatúan las frases de sus canciones. Tanto que incluso le preguntan qué frase deberían hacerse pero es algo tan irreversible y comprometido que Rubén les pide que ellos mismos escojan tres versos y de ahí elige entre las opciones. No obstante, la semana pasada una chica se le acercó después de su concierto y le insistió en que le escribiese en el móvil una frase que fuese importante para él para tatuársela. Él en ese momento se quedó en blanco y se le ocurrió “un incendio en mí”, que además va a ser el título de una de sus próximas canciones. Tres días más tarde, esa misma chica le enviaba una foto de su nuevo tatuaje.

Qué responsabilidad ¿no? A saber qué diríamos muchos si nos pillasen como a él en esa situación de manera tan repentina e inesperada.

Está a punto de sacar dos proyectos. Uno de ellos con el productor Naes Beats, conocido en la escena rap del 2012. Sin embargo, Zetazen está convencido de que es ahora cuando va a dar el tirón. El productor lo va a petar dentro de unos años pero dice el cantante bromeando que “de momento, mientras eso no ocurra es mío”. También asegura que las bases van a sonar muy bien en directo.

Actualmente, está de gira con Elegant Pain Tour, este último mes ha estado en el sur y aunque era la primera vez que bajaban reconoce que la acogida ha sido buena. Incluso recuerda con nostalgia la primera vez que salió de Madrid, de su casa, el lugar donde llevaba rapeando desde los 15, con miedo de no saber lo que iba a encontrar.

A veces le es difícil encontrar telonero porque no hay nadie que haga su movida realmente, aunque dice que no quiere sonar egocéntrico. Pero la verdad es que tiene el monopolio del rap triste, pese a que todas sus canciones sean de luz.

Así que ya sabéis si queréis disfrutar de Zetazen en primera persona el 16 de noviembre estará en Valladolid en la sala La Electra. Del concierto del 24 en Madrid no decimos nada porque si no tenéis entrada ya va a ser difícil. Pero no empecéis a llorar todavía, tenemos buenas noticias porque Beret y Zetazen darán un concierto en la sala Mon (Madrid) el 20 de noviembre gracias a Vibra Mahou. ¡Nos vemos allí!